Posts Tagged 'Catolicismo'

En el día de su centenario

Tuve en 2º de Bachillerato un profesor de lengua y literatura que, además de católico convencido, era un perfecto apasionado de la poesía de la generación del 27. Dedicó, a lo largo de todo el curso, muchos más esfuerzos en que comprendiéramos en nuestras pobres mentes la poesía contemporánea que en todas las demás corrientes juntas. Y para Miguel Hernández sólo tenía palabras de afecto: hablaba de él como la honradez hecha poesía, el neo barroquismo en su mayor esplendor… Y disculpaba sus tintes revolucionarios, explicando como supo arrepentirse de su distanciamiento ideológico con Ramón Sijé en la famosa Elegía, mientras se lamentaba de que hubiera hecho tan “malas” amistades en Madrid.

Sin embargo, cuando tocaba analizar en clase algún poema de Miguel más marcadamente anticlerical o incluso blasfemo –porque también los tuvo, por la época que le tocó vivir- nuestro profesor nos recordaba las circunstancias, y nos releía un viejo poema, de su primera época tengo entendido, donde hablaba con loas poco equiparables de la virginidad de María. La he encontrado tras buscarla con fruición, y he descubierto que, pese a la claridad que suele caracterizar a este poeta, en este caso, sin una explicación detallada -como la que nos daba nuestro profesor- el poema puede resultar confuso. Por ello, pondré otro del mismo autor, mucho más claro en sus intenciones, de modo que pueda redimírsele ante las conciencias de mis escasos lectores. El complejo es el primero:

 SANTISIMA

Hecho de palma,

soledad de huerta

afirmada por tapia y cerradura,

amaneció la Flor de la criatura

¡qué mucho virginal!,

¡qué nada tuerta!

Ventana para el Sol

¡qué sol! abierta;

sin alterar a la vidriera pura,

la Luz pasó el umbral de la clausura

y no forzó ni el sello ni la puerta.

Justo anillo su vientre de Lo Justo,

quedó, como antes,

virgen retraimiento,

abultándole Dios seno y ombligo.

No se abrió para abrirse: dió en un susto

(nueve meses sustento del Sustento)

honor al barro y a la paja trigo.

 

ELEGIDA POR DIOS ANTES QUE NADA

¡Oh elegida por Dios antes que nada;

Reina del Ala, propia del zafiro,

nieta de Adán creada en el retiro

de la virginidad siempre increada!

Tienes el ojo tierno de preñada;

y ante el sabroso origen del suspiro

donde la leche mana miera, miro

tu cintura de no parir, delgada.

Trillo es tu pie de la serpiente

lista, tu parva el mundo,

el ángel tu siguiente,

Gloria del Greco y del cristal orgullo.

Privilegio de Judea con tu vista Dios,

y eligió la brisa y el ambiente

en que debía abrirse tu capullo.

Anuncios